Social

Todos somos Brian


Brian Gallo se hizo conocido contra su voluntad, y por las redes sociales. Su foto como autoridad de mesa, con la leyenda “Si votás en Moreno no lleves cosas de valor”, fue la ratificación de un estereotipo que condena de antemano. Es el que pesa sobre los de siempre, los que usan gorrita y ropa deportiva, los que tienen piel morocha. Aquellos a quienes el “control poblacional” les exige el DNI. Brian tiene 22, pero desde chico sabe lo que es ser perseguido. “A mis amigos también les pasa lo mismo, por más que sean trabajadores y no chorros”, dice. Desde hace tres años vive en San Alberto, un barrio que nació como una toma de tierras en la localidad de Cuartel Quinto, en Moreno. Allí intenta construir su casa de material. “Por ahora tengo ladrillos para hacer otra pieza y un baño, la plata no me alcanzó para más”, lamenta. Trabaja desde chico. Fue ayudante de albañil de su abuelo y de algún que otro contratista. Sabe también algo de electricidad, y esas fueron las bases para empezar a hacer una vivienda para su familia, con sus propias manos. Cuando “llegó la malaria” acudió a un plan social, a cambio del cual por la mañana limpia arroyos y por la tarde colabora en un merendero. Braian dice que la ropa por la cual fue “condenado” ni siquiera fue elegida, sino producto de la imposibilidad de elegir otra cosa. “A la ropa ni me la compro, me la compra mi familia o me la da mi hermano, porque entre comprar ropa y comprar comida, yo elijo comprar comida”, resume. Lo que tampoco eligió fue ser autoridad de mesa y aún así, como con la ropa, aceptó la responsabilidad. Dice que aquel domingo sintió “orgullo de que todos los Gallo” de su familia fueran a votar “ahí, a la mesa en la que yo estaba”. Luego, esa alegría se borró.
Texto tomado de la nota “La gorra no cambia nada” de https://www.pagina12.com.ar del 31 de octubre de 2019.
Social

“Jeremy” del album “Ten” de Pearl Jam




En casa haciendo dibujos
De las cuspides de las montañas
Con él en la cima
Sol amarillo limón
Brazos levantados en una V

Muertos yacían en charcos de color marrón debajo
Papi no le prestó atención
Oh, al hecho de que a mami no le importaba
Rey Jeremy el malvado
Oh, gobernó su mundo

Jeremy habló en clase hoy
Jeremy habló en clase hoy

Claramente recuerdo
Molestando al chico
Parecía un pequeño pendejo inofensivo
Pero desatamos al león
Apretó los dientes y mordió el seno de la dama del recreo

Como podría olvidarlo
Y me golpeó con un sorpresivo izquierdazo
Mi mandíbula salió dolorida

Abierta de par en par
Como el dia
Oh como el día que escuché
Papi no le dio cariño

Y el chico era algo que a mamá no le importaba
Rey Jeremy el malvado
Gobernó su mundo

Jeremy habló en clase hoy
Jeremy habló en clase hoy

“Jeremy” hermosa canción del album “Ten” de la banda Pearl Jam del año 1991.

Escuché este album por primera vez a los 16, me enamoré por completo de este sonido y aún lo amo casi 30 años después. Lo estoy escuchando ahora mismo, mientras corrijo unos textos nuevos.

Movies & Series

BoJack Horseman


“Se vuelve más fácil … Todos los días se vuelve un poco más fácil … Pero tienes que hacerlo todos los días, esa es la parte difícil. Pero se vuelve más fácil”.
Jogging Baboon.


Me encanta la serie “BoJack Horseman”. La frase de arriba corresponde a uno de los mejores momentos de la serie. La dice Jogging Baboon, un simio que pasa corriendo fuera de la casa de BoJack, en una secuencia que se repite en varios episodios.  No tiene líneas en ningún otro episodio, pero le brinda a BoJack estás palabras geniales en el final de la temporada 2.

Literature

“La campana de cristal” de Sylvia Plath


“Vi a mi vida desarrollar ramas que se extendían ante mí como el árbol de higo de la historia. De la punta de cada rama, como un higo gordo y morado, me llamaba y guiñaba un hermoso futuro. Un higo era un esposo y un hogar feliz con hijos, otro higo era ser una poetisa famosa, otro higo era ser una brillante profesora, otro higo era Ee Gee (la maravillosa editora), otro higo era Europa y África y América del Sur, otro higo era Constantin y Sócrates y Atila y un montón de otros amantes con nombres raros y profesiones poco convencionales, otro higo era un campeonato olímpico y debajo de éste y encima de los otros se extendían más higos que no alcancé a descifrar. Me vi a mí misma sentada al pie del árbol de higo, muerta de hambre porque no podía decidirme por uno de los higos. Los quería todos pero elegir uno significaba perder todos los demás y mientras me sentaba ahí sin poderme decidir, los higos comenzaron a arrugarse y a volverse negros para ir cayendo uno a uno ante mis pies”.
“La campana de cristal” (fragmento) de Sylvia Plath.
Literature

“De la trama al relato” de Irene Klein (Comp.)


Existe una mitología muy extendida que entiende a la creación literaria como el resultado de la súbita inspiración del escritor. Esta concepción romántica del hecho creativo aleja a la obra de su productor, pues su origen queda oculto en la ´llamada de las musas´.
    Entender a la escritura como un proceso, por el contrario, permite situarla en el lugar del trabajo. Como señala Joyce, cada obra literaria es un “work in progress”, en donde deben ponerse en juego diversas facetas que acompañan el proceso de escritura: la planificación, la corrección, la investigación. Identificar los mecanismos de construcción de los textos, reconocerlos y dominarlos es lo que le permite al escritor ser quien conduzca, efectivamente, su escritura en función de sus objetivos.
    De la trama al relato. Teoría y práctica del taller de escritura reúne y analiza experiencias de trabajo que van desde la crónica urbana hasta la entrevista, pasando por el cuento, la novela, la autobiografía y el diario de escritor. También aborda cuestiones fundamentales para la creación literaria: la observación, la construcción del verosímil, el extrañamiento, la creatividad.
    Fruto de una experiencia de muchos años, el libro reúne trabajos de investigación en torno a la enseñanza de la escritura en la Universidad, pero su utilidad no se limita a este ámbito. Los textos que forman parte de este libro son una herramienta fundamental para todo aquel que busque abordar la práctica del taller de escritura —en los claustros, pero también en espacios informales, en otros niveles educativos, individualmente— de una manera integral: no solo a través de la práctica, sino también desde el fundamento de la teoría.
Libro: De la trama al relato.
Autor: Irene Klein (Comp.) 
Editorial: La parte maldita
Género: Ensayo
Páginas: 278
Fecha de Publicación: 12-2018
ISBN: 978-987-3897-21-4
Formato: 20 cm x 14 cm.
Social

“La fuerza de amar” de Martin Luther King Jr.


“La oscuridad no puede expulsar a la oscuridad: solo la luz puede hacer eso. El odio no puede expulsar al odio: solo el amor puede hacer eso”.  
Martin Luther King Jr.


Cita recogida en el libro “La fuerza de amar”, publicado en 1963 como una colección de los sermones de Martin Luther King Jr., principalmente dedicados a la segregación racial en Estados Unidos. La frase fue mencionada por el reverendo durante un sermón de 1957.
Literature

“Un cuarto propio” de Virginia Woolf

 
Pero, dirán ustedes, nosotros le pedimos que hablara sobre las mujeres y la novela, ¿qué tendrá eso que ver con un cuarto propio? Intentaré explicarlo. Cuando me pidieron que hablase sobre las mujeres y la novela me senté en la orilla de un río y me puse a pensar lo que esas palabras querrían decir. Podían significar simplemente unas observaciones sobre Fanny Burney; otras sobre Jane Austen; un tributo a las Brontë y un esbozo de la casa parroquial de Haworth bajo la nieve; algunas eventuales ironías sobre Miss Mitford; una respetuosa alusión a George Eliot; una referencia a Mrs. Gaskell y asunto concluido. Pero repensándola bien, la empresa no me pareció tan sencilla. El tema Las mujeres y la novela puede querer decir, y ustedes pueden querer que quiera decir, las mujeres y lo que parecen; o si no las mujeres y las novelas que escriben; o tal vez las mujeres y las novelas que se escriben sobre ellas; o esas tres cosas inextricablemente mezcladas, y esto último puede ser lo que ustedes quieren que estudie. Pero, al disponerme a adoptar esa interpretación, que me parecía la más interesante de todas, pronto advertí que tenía una desventaja fatal. Nunca podría llegar a una conclusión. Nunca podría cumplir lo que es, entiendo, el primer deber de un conferenciante: ofrecerles después de una hora de charla una pepita de verdad pura, que ustedes envolverían en las hojas de sus libretas y guardarían eternamente sobre el mármol de la chimenea. Sólo puedo ofrecerles una opinión sobre un tema menor: para escribir novelas, una mujer debe tener dinero y un cuarto propio; y eso, como ustedes verán, deja sin resolver el magno problema de la verdadera naturaleza de la mujer y la verdadera naturaleza de la novela. He eludido el deber de arribar a una conclusión; las mujeres y la novela son dos problemas que no he resuelto.
“Un cuarto propio” (fragmento del libro) de Virginia Woolf.